Sostenibilidad en los vinos de la denominación de Alicante

El vino de Alicante tiene sentido bebido junto al mar y las montañas, atraer a su público a degustarlo a la manera del Mediterráneo. Esta forma de pensar y trabajar convierte a la denominación de origen de Alicante en la única sin objetivos de promoción internacional, siendo el 75% ventas en el mercado nacional, enfocados particularmente, en el local.

Esta filosofía comercial se apoya en los conceptos de mejorar y la sostenibilidad, pues el vino sigue siendo un producto estrella en nuestra gastronomía, conociéndola y disfrutándola en la propia Alicante, un compromiso con la región que adquieren el viticultor, el restaurador y el consumidor en beneficio de todos.

En busca del equilibrio

El reto de mantener un balance en el sector que ayude a crear un verdadero ambiente mediterráneo y que el término “regulador” tenga completo significado, para llegar a este nivel la denominación de origen de Alicante, se ha marcado como primer objetivo poder comercializar su producción dentro de su misma zona, pues la distribución internacional supone transporte, gastos logísticos, barrera idiomáticas, impuestos, inversión en seguros, aduanas y re-etiquetados adaptados a cada parte del mundo, que repercuten en la búsqueda de este equilibrio entre la tradición, el cuidado por el medio ambiente, la experiencia para el cliente y la invitación a degustar los vinos de Alicante en la región.

Datos que hacen vinos únicos

Alicante tiene actualmente la mayor superficie de viñedo ecológico de la Comunidad Valenciana, por tanto, una de las más importantes de España. El cultivo tradicional de la viña es limpio, no hay excesivos tratamientos fitosanitarios, debido a la ausencia de plagas o condiciones meteorológicas adversas, a estas cualidades propias, se le suma la poca necesidad de agua que demandan los cultivos.

La constante alerta de sequía en la región, revaloriza el viñedo alicantino por el mantenimiento de los cultivos en las comarcas más necesitadas en el ahorro de recursos hidrológicos. No sólo son palabras, ya que la denominación de origen de Alicante ha promovido campañas de sensibilización con el medio ambiente, promoviendo nuevos requisitos como certificación ecológica para subrayar estas condiciones naturales. Sin olvidar las últimas certificaciones que promueven el verdadero compromiso con prácticas sostenibles en la actualidad como Demeter, marca de los productos de la agricultura biodinámica o veganos. Se permite utilizar esta marca a los agricultores y procesadores que han firmado un contrato, deben ser inspeccionados y certificados por la organización del país que corresponda.

En la variedad, está el gusto

Las uvas adaptadas a la sequía como la Monastrell hacen que se reconozca la calidad de vinos únicos como el Vergel Tinto compuesto por las variedades la ya mencionada Monastrell y también por Merlot se vinifican de forma tradicional y por separado con el fin de extraer las características típicas de cada variedad.

La variedad Monastrell le aporta al vino la calidez de nuestro clima Mediterráneo, haciéndolo afrutado y suave. La tercera variedad que forma este vino tan especial es la Alicante Bouschet, también llamada Garnacha Tintorera, conocida por dar vinos de color muy intenso, se vendimia temprano y se seleccionan levaduras especiales que apoyan el carácter frutal de esta variedad. Los hollejos y las pepitas se maceran con el vino a bajas temperaturas durante un corto período de tiempo (como sucede con los vinos rosados). Como resultado se obtiene un vino de un fabuloso color rubí acompañado de intensos aromas frutales y suaves.

Otro ejemplo de vino blanco propio de Alicante es el Vergel Blanco procedente de viñas viejas cultivadas en nuestras mejores tierras de secano según métodos tradicionales. El rendimiento ha sido controlado conseguir una alta concentración y complejidad aromática, fruto del cuidado por el terruño y el medio natural, siendo recolectado manualmente a las horas más tempranas de la mañana, importante este dato, pues así se conserva la integridad de la uva y limitamos su oxidación.

Sin olvidarnos de todas las variedades de la denominación de origen de Alicante, recomendar el Vermador Ecológico Rosado brillante rosa con tonos de salmón ahumado, volviendo a la variedad de uva Monastrell cultivadas siguiendo las pautas de agricultura ecológica. Tras el estrujado suave de la uva, se deja macerar en frío durante 10 horas y se sangra el mosto flor que fermenta durante mucho tiempo más. Las temperaturas no deben ascender de los 16ºC para mantener todos los aromas primarios de la uva, manteniendo de esta manera, la juventud y frescura de este rosado tan singular.

Leave a comment